Labrys

Un blog sobre literatura, cultura y ciencia

Julio Ortega y Kodama recuerdan a Borges

en cultura

“Borges no tenía ningún plan para su obra. Soñaba y tenía la suerte de acordarse de sus sueños todos los días, así que durante su baño de inmersión, pensaba si ese sueño le servía para un poema, un cuento o un ensayo. Si le servía, escribía, y si no, se olvidaba. Ese material lo iba compilando su editor y cuando ya se habían acumulado varios textos, el editor le decía ‘Maestro, tenemos para un libro’ y entonces Borges le decía ‘Publiquemos’”.

Eso contó ayer María Kodama, viuda, albacea y dueña de la biblioteca del autor de Ficciones. Fue una de las varias anécdotas que se deslizaron en el diálogo La aventura de reencontrar a Borges que Kodama compartió con Julio Ortega, crítico y catedrático especializado en literatura latinoamericana, y que, presentado por la periodista de Clarín Matilde Sánchez, organizó Ñ para dar cuenta de la publicación de material hasta ahora inédito del autor. Dos fragmentos de esos textos se publican en exclusiva en la edición de Ñ de esta semana.

Texto Completo