Labrys

Un blog sobre literatura, cultura y ciencia

'Lusitania' de Erik Larson

en cultura

Erik Larson reconstruye en un libro apasionante la tragedia del orgulloso transatlántico hundido por un submarino alemán en 1915.

Inconfundible con su enorme tamaño, su majestuoso navegar y sus cuatro chimeneas, era rápido, lujoso, confortable y orgulloso, y se lo consideraba invulnerable; pero se hundió en solo 18 minutos. La historia del transatlántico británico de 44.000 toneladas Lusitania guarda enormes parecidos con la del Titanic (incluido el compartir historias semejantes de valor y cobardía, y hasta algunos pasajeros).

Los dos eran tenidos por insumergibles —desafiando arrogante e imprudentemente al destino— y ambos acabaron en el fondo del mar, arrastrando con ellos a buena parte de su tripulación y pasaje. El Titanic se fue a pique de noche en abril de 1912, causando 1.514 muertos, al chocar con un iceberg en un desafortunado accidente que ha hecho correr ríos de tinta (y celuloide).

El Lusitania, tres años después, el 7 de mayo de 1915, hace ya casi un siglo, de día, provocando la muerte de 1.195 personas, incluyendo 123 pasajeros estadounidenses, 94 niños (viajaban 95) y 27 de los 39 bebés a bordo. Se hundió cerca de la costa sur de Irlanda tras encajar un único torpedo del submarino alemán U-20 en un episodio en el que, según algunas evidencias, cabría ver la mano negra del Almirantazgo británico, deseoso de implicar de una vez por todas a los reticentes EE UU en la I Guerra Mundial.

más en elpais.com