Labrys

Un blog sobre literatura, cultura y ciencia

Varosha: una ciudad fantasma en medio del paraíso

en sociedad

Antes de la división de Chipre en 1974, Varosha, un centro turístico en Famagusta, estaba en pleno auge. Los ricos y famosos se sentían atraídos por algunas de las mejores playas de la isla. Pero hace 40 años, después de años de violencia étnica que culminó en un golpe de Estado inspirado por la junta militar de Grecia, Turquía invadió Chipre y ocupó el tercio norte de la isla.

Mientras que las tropas se acercaban a Varosha, los habitantes huyeron con la intención de volver cuando la situación se calmara. Sin embargo, el complejo fue cercado por el ejército turco y ha sido una ciudad fantasma desde entonces. Una resolución de 1984 pide que se ponga Varosha bajo el control de la ONU y prohíbe cualquier intento de reasentamiento por nadie más que los que fueron expulsados.

La naturaleza prácticamente ha tomado el control del lugar. Arbustos espinosos han invadido los seis kilómetros cuadrados de superficie. Hay árboles que han surgido a través de las salas de estar. Es un pueblo fantasma.

Aparte de los soldados turcos, pocos se han aventurado al interior del lugar. Los efectivos militares, sin embargo, han descrito imágenes extraordinarias. Un concesionario de coches aún abastecido con 1.974 vehículos, escaparates de maniquíes vestidos a la moda de aquel momento, o dunas de arena que han invadido el paseo marítimo con raras tortugas marinas que anidan en ellas.

via BBC