Labrys

Un blog sobre literatura, cultura y ciencia

categoría fotografía



Sardine Run de Greg Lecoeur

Jan 24, 2017, en fotografía

Sardine Run, Foto de Greg Lecoeur, ganador del Primer premio del concurso anual de National geographic.

Durante la migración de Sardina a lo largo de la costa salvaje de Sud Africa, millones de sardinas son devoradas por predadores marinos como los delfines, pájaros, tiburones, ballenas, pinguinos y leones marinos.

La caza comienza con delfines que han desarrollado técnicas especiales de cacería creando y conduciendo bolas de cebo a la superficie. En años recientes, probablemente debido a la sobrepesca y el cambio climático, la corrida anual de la sardina se ha hecho mas impredecible. Esto último hizo que llevara al fotógrafo más de dos semanas antes de tener la oportunidad de realizar la captura.

Las fotos ganadoras en the atlantic

Las fotos ganadoras del concurso de National Geographic

Dec 29, 2015, en fotografía

Photo and caption James Smart / National Geographic 2015 Photo Contest

Foto ganadora del gran premio. más fotos

John Beeby: A Wet Foggy Day New York 1899

Nov 22, 2015, en fotografía

John Beeby, A Wet Foggy Day, New York, 1899

Elliott Erwitt regresa a Cuba medio siglo después de lograr sus célebres retratos de Fidel Castro y Che Guevara

Nov 4, 2015, en fotografía

“Nunca sé si la foto es buena hasta que la revelo, a pesar de los años”:

Sentado en una cómoda butaca en un remedo de taberna caribeña abierta en una antigua fábrica de gas de Ámsterdam, Elliott Erwitt, de 87 años, uno de los fotógrafos más famosos de la emblemática agencia Magnum, asegura con picardía que “la mejor imagen siempre es la siguiente”. Aunque la respuesta parece una evasiva para no elegir entre las miles de instantáneas de su veintena de libros, no es eso.

Apodado el maestro del momento oportuno, capaz de captar con igual agudeza a una pareja anónima besándose que a Marilyn Monroe, Richard Nixon, Jacqueline Kennedy en el funeral por el asesinato de su esposo o Bob Dylan, admite que “una buena situación mejora las posibilidades de dar con la escena adecuada”. Pero no todo es suerte ni oportunidad. Un cierto grado de incertidumbre parece ser el ingrediente esencial para que la fórmula funcione, porque, según asegura: “Nunca sé si la foto es buena hasta que la revelo, a pesar de los años que llevo en esto”.

Henri Cartier-Bresson y México

Apr 29, 2015, en fotografía

Años antes de fundar la agencia Magnum, cuando aún la capital de México se parecía más a una ciudad de provincia, la Leica de 35 milímetros de Henri Cartier-Bresson buscaba a las prostitutas del barrio comercial de La Merced. Corría el año 1934 y el joven francés de 26 años, muy influido entonces por sus charlas con los surrealistas Salvador Dalí, André Bretón o Max Ernst, había llegado al país para hacer un registro fotográfico de la carretera Panamericana. El proyecto se frustró, pero Cartier-Bresson decidió quedarse en México y se instaló cerca del gran mercado de la urbe, fascinado por el bullicio de la actividad comercial por las mañanas y el vocerío de las mujeres que de noche trabajaban en la calle.

Una retrospectiva del artista, la primera tras su muerte en 2004, recorre de manera cronológica los principales momentos de su vida en el Palacio de Bellas Artes del Distrito Federal, justo cuando se cumplen 80 años de la primera exposición colectiva del autor en el museo. La muestra, que cuestiona su figura y explora a otro Cartier-Bresson distinto al de la teoría del instante decisivo, incluye también fotografías a color, collages, pinturas, dibujos, películas, revistas y periódicos, muchos de ellos material inédito que él nunca hubiera querido exhibir.

El idilio de Cartier-Bresson con México